Rufus, un murciélago de colores

Esta mañana al acompañar a mi hijo al colegio, me quedé un rato en su clase y me enseñó un cuento que quería que leyéramos juntxs:

Rufus. El murciélago que adoraba los colores
Rufus. El murciélago que adoraba los colores. De Tomi Ungerer. Ed. Kalandra

Me quedé muy sorprendida, ya que normalmente no quiere que le lea cuentos en clase y la historia me ha parecido simplemente hermosa. 

La historia

Es la historia de un murciélago que descubre los colores por medio del cine y decide cambiar estilo de vida para disfrutar de una nueva y excitante experiencia. Pero, para poderse adaptar intentó cambiar su aspecto exterior y terminó asustando a los demás que acabaron hiriéndole con disparos. Por suerte encontró un señor que le ayudó a reencontrarse, a curarse y a volver a vivir en la oscuridad, como es su naturaleza.

Y aprendió de esta nueva experiencia que le gustaba atrapar mariposas nocturnas, como hacía el señor que le ayudó a curarse.

El autor

Sé cómo se siente ser diferente”, dijo Ungerer en una entrevista con la revista Print a tenor de lo vivido durante la Segunda Guerra Mundial, tras la cual se agravó en su carácter de juventud la sensación de no pertenecer a ningún lugar. Vivió en un clima de tensión permanente puesto que su casa estaba en una zona que era mitad alemana, mitad francesa, parte protestante (como era su casa), parte católica. “ Y debo decir que todos los libros para niños que hice después de eso eran en realidad animales abandonados. Hice una sobre las ratas, sobre un murciélago, sobre un buitre ”… El murciélago no es otro que Rufus, un particular quiróptero que se enamora de los colores cuando los ve por primera vez en la pantalla de un autocine. 

Tomi Ungerer fue un dibujante, ilustrador francés.

Los tres bandidos rojos habla de justicia y de como con amor, algo que era en contra de la ley iba a servir para alguien.

Cada día me parece que la felicidad no consta en vivir en las mejores de las situaciones, sino a encontrar tu naturaleza y ser libre de elegir como quieras vivir. Si eliges vivir en la oscuridad es tu elección y nadie debería privarte de este derecho.

Luchamos para que desde pequeños aprendan a ser ellxs mismxs, aunque no siempre es así… Hay escuelas que obligan a vestir todxs lxs alumnxs con la misma ropa hablando de fomentar la igualdad. A mí parece como ver militares o obreros (o jugadores de fútbol), cuando al final la diferencia se ve en los zapatos, en sus juguetes o en los extraescolares guay que hace unx más que otrx.

Y aquí hay un problema lingüístico, se mezclan conceptos y hace que luego se hable de una cosa cuando es exactamente la otra.

Los políticos hacen las leyes, los jueces las aplican. Las leyes sirven para que cada uno pueda ser libre de ser uno mismo respetando a otra persona o bien común.

Porque todxs somos distintxs. No hay ninguna persona igual que otra, ni los gemelos por eso que el CÓMO hacerlo debería ser elección de cada uno… solo en la oscuridad, con un grupo más íntimo, en un país más grande o con todo el mundo.

Cada día pienso que la felicidad es sentirte libre… Libre de expresar tu opinión respetándote a ti mismo, a los demás y al ambiente. Lo demás no merece respeto… ni siquiera las opiniones.

Son respetables las personas, pero las opiniones tienen que ganarse el respeto.

Adela Cortina, filosofa.

No estoy hablando de política, estoy hablando de libertad.

Leave a reply